25.11.09

Baldosa

Necesitas pedir perdón. Sabes que te sentirías mejor después de decir disculpa, lo siento. Y sin embargo hay una fuerza dentro que se opone. ¿Cómo se llama esa resistencia? Puesto que no tiene nombre, podríamos llamarla baldosa. Así sería más sencillo pisarla, cruzar por encima y decir perdona.

4 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

No es mal nombre.
Lo pienso usar.

Saludos

saiz dijo...

En general hay cosas que, si las dijéramos, nos sentiríamos mejor, pero sentimos una resistencia interior que nos hace difícil decirlas.

Tal vez esa resistencia sea el miedo a aparentar debilidad (que es lo mismo que muchas veces nos hace ocultar o disimular nuestros sentimientos más profundos).

Miedo porque la sociedad que hemos creado exige personas duras, acorazadas -o sea, provistas de coraza-, resistentes (al menos por fuera, como los crustáceos).

Y por eso nos vemos obligados a mostrar dureza e insensibilidad.

Y ello es así aunque, por dentro, todos tenemos un núcleo blando y sensible.

Gracias por tus visitas.

Aquí me quedaré... dijo...

Sería estupendo quitarnos los corsés que tanto aprientan.
No me gusta usar corazas para ese tipo de cosas e intento no hacerlo.

saiz dijo...

Gracias, Aquí me quedaré. Muchas corazas y corsés son invisibles, imperceptibles también para nosotros mismos.