23.6.09

Verano del 72

las claras tardes de estío
en que yo empecé a soñar


(A. MACHADO)


Miedo al aburrimiento, a la mañana vacía y a las calles abrasadas. Pero es distinto si sube en la bici de su hermano. Hay que sentarse detrás de él, en unos barrotes que se hincan en el culo. Entonces la mañana se le hace corta. El viento le da en la cara mientras bajan a La Yedra. Árboles y zarzas a los lados. En otra bici va Lucas, van a la piscina (el padre de Lucas tiene allí un bar). Después, al volver, Agustín se alza sobre los pedales, jadea y suda. No le pedirá que se baje. Al final de la cuesta, la fábrica de piensos. Lo ha conseguido: Baeza otra vez.

En el siguiente verano sabe montar en bicicleta. Ya no necesita que su hermano le lleve. Pero el tedio amenaza el resto del día. No hay nadie con quien jugar. Pedrito está con sus tíos. Los otros van al campo con sus padres, ayudan, se entretienen.

Por fin un verano llegan unos amigos. Vivían, sin él saberlo, en los estantes. Tienen nombres raros: Nemo, Robinson Crusoe… Algunos (Phileas Fogg, Sawyer, Huckleberry) no sabe pronunciarlos. Son gente de otro mundo que viene a rescatarle.

Es verdad que después surgieron otros temores, pero aquel verano perdió el miedo a no volar.

2 comentarios:

Saphira dijo...

Me acuerdo que cuando lei el Sr de los Anillos y terminó la historia de mis heroes junto con las paginas del libro, me quedó un sabor muy amargo en la garganta. Habíamos llegado muy alto en el monte del destino Frodo, Sam, Gollum y por supuesto yo que también estaba ahí. O junto con Eowyn cuando corta la cabeza del Nazgul. Esa maravilla de los libros es inolvidable, es como si al leerlos uno estuviera presente en los hechos que suceden, es como volar.
Gracias a la humanidad que existen, creo que ese es un mérito que debemos reconocernos a nosotros mismos, aun nacen los poetas, los escritores, los cuentistas, los locos, los sabios...
Es muy grato leerte cada día, gracias por tus textos
PD: Respecto del post anterior, cuanto mas lo pienso la idea de una maquina que extermina a la humanidad utilizando sus armas nucleares se me hace cada vez mas clara en la mente. Es como si todo nos llevara hacia eso. El concepto de Skynet la computadora que toma el control en Terminator es de Harlan Ellison un gran autor de ciencia ficcion, del cual como todos podemos pensar que escribe sobre disparates...hasta que lo piensas dos segundos.
Besos

saiz dijo...

Gracias, Saphira. Yo leí El Señor de los Anillos cuando tenía unos 14años. Entonces me gustaba mucho esa clase de literatura fantástica, como también por ejemplo La Historia Interminable, de Michael Ende. Después he cambiado de gustos y la verdad es que ya no me atrae tanto; es decir, me seduce más la narrativa verosímil, más plegada a la realidad. De ciencia ficción, en cambio, sí hay algunos títulos que me gustan mucho, sobre todo de Asimov, Ray Bradbury o Stanislaw Lem. De este último autor, la novela Solaris me parece una cumbre, no sólo de la ciencia ficción, sino de la literatura en general.

(Por cierto, encuentro actualmente en la ciencia ficción una especie de confluencia con el lenguaje poético. Seguramente sin proponérselo, los autores de ciencia ficción, al tratar temas como el infinito, la eternidad, las fronteras del conocimiento, el futuro del ser humano en medio del cosmos, etc, están a menudo intentando responder a las grandes e insondables preguntas y, por tanto, escribiendo poesía.)

Sobre lo otro que dices, la autodestrucción de la humanidad es una amenaza que está aquí. Creo que fue Carl Sagan quien dijo que, si finalmente no nos autoaniquilamos, esta parte de la historia (es decir, nuestra época) será recordada dentro de unos siglos como aquel tiempo en que los humanos, habiendo estado muy cerca de la autodestrucción, consiguieron evitarla. Es decir, que finalmente y pese a todo se impuso el sentido común. Ojalá que sea así. Porque, de lo contrario, sencillamente no habrá nadie que escriba la historia de nuestro tiempo.

Pero tenemos que ser optimistas, lo necesitamos para seguir adelante.

Besos y gracias por tus visitas y comentarios.