10.5.10

Indigno

El profesor de Religión lee, del evangelio de san Lucas, el párrafo en que se explica la genealogía de Jesús.

Uno de los alumnos pregunta:

-Y ese David del que Jesús desciende, ¿es el rey David, aquél del que habla el Antiguo Testamento?

El profesor contesta:

-Sí, por supuesto.

Y el alumno:

-O sea, el que forzó a Betsabé a acostarse con él aprovechando que su marido estaba en la guerra. El que después, cuando la dejó embarazada, hizo venir al marido para que durmiera con ella, pero el marido no quiso. Y entonces, para que nadie supiera lo ocurrido, dio orden de que al marido lo pusieran en el sitio más arriesgado de la batalla, para que resultara muerto. Y una vez que al marido lo mataron, se casó con Betsabé.

-Efectivamente.

-¿Y por qué era tan importante que Jesús descendiera de un tipo tan canalla? ¿Por qué tenía que provenir de ese sinvergüenza?

Al oír esto, el profesor de Religión se levanta. Algunos piensan que va a reprender al que ha hablado. Pero no. Lo que hace es arrancar la genealogía de Jesús. Arranca también las páginas de la Biblia que hablan del rey David. Y mientras dice “-Tienes razón”, las hace trocitos y las tira a la papelera.

4 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Si de verdad leyéramos despacito muchas de las cosas de la religión, habría que romper caso todo.

Cada vez que veo en lo que se convirtió el humilde pesebre....

Buen comienzo de semana

saiz dijo...

Así es, Aquí me quedaré. Hay un libro de Pepe Rodríguez titulado "Los pésimos ejemplos de Dios", en que se detallan las atrocidades contenidas en el Antiguo Testamento, supuestamente ocurridas con aprobación divina. Lo indicado en el relato es sólo una de esas aberraciones.

En realidad, la Biblia está llena de narraciones brutales, violencias, incestos... Aunque la jerarquía eclesiástica no llegó a incluir la Biblia en el "Índice de libros prohibidos" (habría sido el colmo), en la práctica fue así, ya que prohibió las traducciones a lenguas vulgares (de hecho, la primera traducción de la Biblia la hizo Lutero, al alemán, precisamente el primer libro que se imprimió). Por aquellas fechas aquí en España a Fray Luis de León lo encarcelaron por traducir el Cantar de los Cantares.

En fin, yo creo que Jesús, por su personalidad, no debía estar nada conforme con el dibujo de Dios (o Yavéh) que ofrece el Antiguo Testamento (de hecho Jesús apenas se refirió a todas esas escabrosidades), pero alguien decidió que había que hacerle descender de la estirpe de David, es decir, de un rey que, si hay que creer lo que de él se cuenta, tuvo un comportamiento indigno y deleznable.

Blanca dijo...

Hola Saiz,no se por que me había saltado esta entrada, no la leí. Pero, jeje, completamente de acuerdo, en la Biblia se lee cada cosa, como la de 'sacrificame a tu hijo' y etcs. Lo que ayudó a la aceptación de esos asuntos, fué la imposición de creer, no preguntar, obedecer ciegamente, los mentados dogmas de fe, creo que dicen. Bueno, yo soy una renegada del Catolicismo, jeje, aunque amo a Dios, y a Jesuscristo sin su institución que ahora, anda bastante vapuleada.
Hasta luego, sigo viniendo,saludo a Aquí.

saiz dijo...

Hola, Blanca. El éxito inicial del cristianismo se debió a que en los primeros momentos sí se siguió fielmente la doctrina de Jesús. En cuanto la institución elesiástica empezó a desviarse del verdadero mensaje de Jesús (aliándose con el poder político y económico), aquel inicial éxito se acabó, y ya sólo pudo acudir a medios coactivos (imposición, persecución de los disidentes) para intentar mantener la institución. Frente a las denuncias de Lutero, la jerarquía respondió con la Inquisición (represión de toda crítica al Papado y máxima persecución de los discrepantes mediante torturas y quema de "herejes"). Creo que en la actualidad la Iglesia no tiene más opción que volver a la sencillez de sus orígenes en el siglo I, o bien asistir a su práctica desaparición. Saludos.