8.4.10

Qué bien hablo

Es un municipio rural, por lo que la visita de un técnico del Ministerio de Agricultura despierta interés. El funcionario ha comunicado al alcalde que, al igual que el año anterior, no sólo examinará embalses y obras de riego, sino que también se reunirá con los vecinos y les dará una charla.

El técnico de Agricultura se sienta en el salón del Ayuntamiento y empieza su exposición. Pero, al igual que el año pasado, cuando se refiere a las reservas de agua no dice reservas de agua sino “recursos hídricos”. Cuando alude a las medidas de los pantanos no dice medidas sino “parámetros”. Cuando aborda las clases de cultivo no dice clasificación sino “taxonomía”. Cuando habla de una práctica agrícola no dice práctica sino “praxis”. Cuando alude a una enfermedad de los frutales no dice enfermedad sino “patología”. Cuando quiere referirse a cooperación no dice cooperación sino “sinergia”…

Y ello a pesar de que sabe que está hablando a agricultores que conocen su oficio pero no tuvieron ocasión de estudiar. A personas sencillas que se expresan con sencillez. A gente que llama a las cosas por su nombre: por su nombre de siempre.

Al principio el técnico de Agricultura se alegra del interés con que es escuchado, pero, cuando lleva unos minutos disertando, se da cuenta de que su auditorio no cambia de postura, no cruza las piernas, no tose, no pestañea...

Le extraña tanto que pierde la concentración y termina apresuradamente la charla.

El alcalde lo acompaña a la salida pero el técnico, al observar que los asistentes siguen sentados y sin inmutarse, se acerca a uno de ellos y le tiende la mano.

Una mano que nadie estrecha porque el asistente continúa imperturbable.

Ante lo cual el alcalde, sabiéndose descubierto, se siente obligado a sincerarse:

-Pues verá. Como el año pasado no entendieron lo que usted dijo, esta vez nadie quería venir a su conferencia. Así que, para que no se sintiera desairado, hablé con un cuñado mío, que tiene una tienda de confecciones, y le pedí todos los maniquíes (ya sabe, esos muñecos que se ponen en los escaparates). Y los he traído aquí, al salón municipal, para hacer bulto. Supongo que a usted no le importará. Total, aunque hubiera asistido público tampoco se habría enterado de nada…

15 comentarios:

Blanca dijo...

Ámos ahí, buen golpe. Magistral amigo Saiz, eso se merecen esas personas crípticas, que hablan para presumir su léxico, no para ser comprendidas. a veces nos resuenan lan "elegantes" las palabras, que nos regodeamos en tenerlas en la boca, aunque estmos hablando solo. Mmmm, lo usaré como espejo para mirarme, jajaja.
Saiz, felicidades, tienes un monton de seguidores que no conocía, perdona, tenía tiempo sin venir. Te deseo lo mejor del mundo, para ti. Hasta luego.

saiz dijo...

Gracias, Blanca. Yo también hace algún tiempo que no te visito. Tuve problemas cervicales y el fisio me prescribió evitar la rigidez postural, o sea, no permanecer horas ante la pantalla del ordenador. Pero ya estoy mejor y en cuanto tenga unos minutos paso a visitarte.

Blanca dijo...

Saiz, ante todo tu salud, supongo que tendrás terapias que te ayuden,mas un poco de respiración que te lleve a relajarte y los buenos deseos de todos los que te conocen, te dejará como nuevecito, te leo otro día, en que me asombraré, de lo bien que estés ya. Ánimo.

isidrosaizdemarco@hotmail.com dijo...

Gracias, Blanca, por tus palabras. Ya me encuentro mejor. La rigidez cervical es un problema importante, y la pantalla del ordenador favorece esta postura (demasiado tiempo con el cuello fijo ante la pantalla, y sin darnos cuenta). Ya he aprendido que hay que mover el cuello y los omóplatos de vez en cuando mientras trabajamos ante el monitor. Un abrazo.

Aquí me quedaré... dijo...

Hola amigos míos:
Saiz, espero que te encuentres mucho mejor.
También voy mejorando mucho, desde cambié en recuperación a la fisio por un fisio.Sus manos me mejoraron mucho.
Es broma, es broma....

Es genial lo de los maniquíes y no tan extraño.
A mi hija la politóloga, en tercero de carrera, le dieron una hoja para preparar discursos.
A ver si lo explico para que se entienda.
Es un A-4 lleno de cuadrados y en cada cuadrado está escrita una palabra. Saltando de una a otra sin necesitar un orden, sale un discurso.
No dice nada en concreto, pero suena bien si hay un orador que atraiga a las masas.

Un abrazo

saiz dijo...

¿De verdad? Oye, a ver si me pasas la hoja. Debe ser para mondarse de risa...

Aquí me quedaré... dijo...

Claro, es verdad.
Le diré a mi hija que me haga una copia y te la envío.

No tengas prisa que soy muy despistada y se olvidará seguramente ¿vale?

Besos

Blanca dijo...

¿ Que cosa, Aqui, así que daiquirís de letras? o sea, coctelito, le bates, y lo sirves, guácala, que cosa.

¿Un masajito, Saiz, para acabar de relajar?

A Aqui le cayó bien un terapeuta, jejeje. Sigue mejorando, hasta luego.

Aquí me quedaré... dijo...

A veces, los terapéutas hace milagros, blanca.

¿Como te encuentras saiz?
Te sirven nuestros ánimos?

Besos a los dos.

saiz dijo...

Gracias por vuestras palabras. No es nada importante. Como a tanta gente que trabaja delante del ordenador. ¿No os pasa, de un tiempo a esta parte, ir por la calle y ver gente haciendo estiramientos con el cuello?

M.Carme dijo...

Es cierto que hay oradores a los que no se entiende nada. Falta saber si es que no saben más, o es porque en realidad no les interesa que nos enteremos de nada, y solo hablan por hablar, hacer ver que hacen algo, hablar mucho sin decir nada. Este en concreto espero que recibiera una buena lección, se la merecia.
Saludos

saiz dijo...

Así es, M. Carme. ¿Y qué me dices de esa manía de ahora consistente en alargar las palabras, para parecer más culto (y de paso que se entienda menos):

-"recepcionar" en lugar de recibir,

-"visionar" en lugar de ver,

-"aperturar" en lugar de abrir,

-"audicionar" en lugar de oír,

-"posicionar" en lugar de poner o situar,

-"inicializar" en lugar de iniciar?

Y tantos otros...

Blanca dijo...

O "empoderarse".
Hay como odio esas palabras Saiz, me suenan irracionales. o será que conocen tan pocas palabras que a las tres que conocen, las alargan para expresar todas las demás, ja. Ach. me caen mal.

saiz dijo...

Llevas razón, Blanca. El otro día oí a alguien decir, en vez de pedir, "peticionar". Con lo clara, simple y sencilla que es la palabra "pedir".

Además, estas palabras laaargas suenan fatal. ¿Te imaginas a alguien decir "voy a visionar la tele" en vez de "voy a ver la tele"? ¿O a unos niños jugando al "Visiono-Visiono" en vez de al "Veo-Veo"?

Aquí me quedaré... dijo...

Le acabo de pedir a mi hija y por correo el papel del discurso.

Ya falta menos para ver lo que yo llamo:
" Mucho ruido y pocas nueces"
Espero que blanca sepa lo que quiere decir el refrán

Besos