30.4.10

A la carta

No me malinterprete, señor cocinero. Claro que valoro sus creaciones culinarias: esos audaces platos de diseño; su innovación; su creatividad; el tiempo que le ha llevado gelatinizar espárragos, gasificar ostras, hacer sorbete de pulpo, confitar crestas de gallo...

Pero también debe entender que lo que yo más querría, en este momento, es que por esa puerta apareciera mi madre –ella otra vez- con una fuente hasta arriba de macarrones con tomate.

7 comentarios:

Blanca dijo...

Mamá hacia paella, espaguethi con pulpo, torta de arroz, y hacía rendir el pollo , igualito que Jesús los peces y los panes.
Ayer cumplió tres años, y no se si allá cocine, espero que no, que haya colgado las cucharas y las sartenes.¿mas chamba? no, espero que ya no, aunque extrañemos su sazón.
Ni modo Saiz.

saiz dijo...

Nada sabe igual que lo hecho por mamá, porque lo que cocinan los demás carece de un ingrediente insustituible, que es el amor de ella.

("Amor de madre, y lo demás es aire", dice un refrán español.)

Recuperé este relato por el día de la madre, que en España se celebra el primer domingo de mayo.

Gracias, Blanca, por tu comentario. No sólo me gusta lo que dices, sino también cómo lo dices, con esas palabras maravillosas que aquí no usamos. Fíjate que no sé bien lo que significa "chamba". Lo he buscado en el diccionario y dice, entre otras cosas, "Empleo, trabajo".

Supongo que quiere decir esto, pero "chamba" suena mucho más bonito.

Un abrazo.

Blanca dijo...

Gracias querido Saiz.Sí, chamba es trabajo "informal, ocasional".
Me gustó tu refran español.

Hola

saiz dijo...

Gracias a ti, Blanca, por tu aclaración.

Aquí me quedaré... dijo...

Mi preciosa mamá, hacía un arroz con leche delicioso.
Le gustaba cocinar y vernos la carita sonriente a todos.

Era una mujer genial.

Besos, besos

saiz dijo...

Gracias, Aquí... Seguro que era el mejor arroz con leche del mundo. Sin duda que para ti lo era... y lo sigue siendo.

Blanca dijo...

El mejor arroz con leche, indiscutible Aqui. Hola