2.12.09

Un poco de coherencia

Aún sigue, en la casa de sus padres, el libro de las tapas verdes: “Pinocho. Por Carlo Collodi”. Es el primer cuento que leyó, hace veinte años.

Busca la página donde el hada dice:

-Estoy viva, Pinocho. Te hice creer que había muerto de pena para que te arrepintieras de tus malas acciones. Has hecho sufrir mucho al pobre Gepetto.

Y ahora, antes de donar el libro a una biblioteca, va a perpetrar el sacrilegio. Tacha la respuesta de Pinocho y en su lugar escribe lo que siempre pensó que el muñeco debió contestar:

-De acuerdo, señora hada, he sido malo. Pero no veo bien que, habiéndome prohibido mentir, me haya hecho creer que usted había muerto. Me parece muy mal que, después de haber dispuesto que mi nariz creciera cada vez que yo mentía, me haya engañado de este modo. No entiendo que, habiendo ordenado a un niño (¡qué digo a un niño, a un trozo de madera!) decir siempre la verdad, incumpla usted sus propias reglas.

8 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Me he quedado estupefacta por la respuesta, nunca se me hubiera ocurrido algo igual.
¡¡Fantástica!!

saiz dijo...

Gracias, Aquí me quedaré. Somos pura incoherencia, pura contradicción, sobre todo entre nuestras palabras y nuestros hechos. Y de vez en cuando está bien que alguien nos lo diga.

hanna dijo...

http://caminandoporeltecho.blogspot.com/

hanna dijo...

http://caminandoporeltecho.blogspot.com/

Blanca dijo...

Pero SAiz, ¿ cuanto tiempo guardaste esta respuesta? jajajaja,esos cuentos infantiles que nos gustan en su momento, cuantas cositas no esconden cuando los analizamos un día.
Vaya Usted Preparandose para los tiempos navideños, que son especiales, por lo que sea, pero son especiales. Ojalá que sienta mas el amor y la amistad en estos días, que las visitas se multipliquen al cien ( no le pongo al mil porque a poco en su casa no caben,jejejeje).
Lo sigo leyendo , amigo.

saiz dijo...

Gracias, Blanca. Tengo algún relato escrito sobre tema navideño, y espero colgarlo cuando la Navidad esté encima. (Aquí en España los comercios -y el alumbrado público- anticipan la Navidad dos o tres meses: desde septiembre u octubre... Se olvidan de que, si siempre fuese Navidad, nunca sería Navidad.)

Blanca dijo...

¿Por que eres tan agradable? Me encanta tu forma de reaccionar, tu manejo de la palabra, que no es tal, es el reflejo de tu pensamiento de una agilidad, que debía premiarse; eres, sumamente inteligente y culto, por eso no hay tema que se te vaya sin réplica. Fue una suerte encontrarte, y disfrutarte. Que se te gratifique, de la mejor manera. Con cariño de admiradora y ojalá, amiga, Blanca.

saiz dijo...

Gracias, Blanca. No había leído este comentario y no sé el tiempo que llevará aquí. Disculpa, pues, mi posible tardanza al contestarte. Por lo demás, creo que exageras bastante en lo que dices. Ah, en cuanto a lo de amiga, tenlo por seguro. Un abrazo.