30.3.09

Sobre tus piedras lunares

-Pero no es igual. La última vez tenías 36 años y ahora has cumplido 54. No es probable que tus facultades sean las mismas: equilibrio, aptitud cardíaca y pulmonar, resistencia antigravitatoria…

-Bueno, he seguido un programa de reentrenamiento. Podría pasar un test psicofísico.

-Además, en este momento disponemos de suficientes candidatos.

-Pero no con mi experiencia.

-No, claro: hay pocos astronautas que hayan estado en la Luna. Pero tampoco hay previsión de viajes lunares a corto plazo. Son un dispendio. Ahora los proyectos tripulados tienen un enfoque más práctico: laboratorios, misiones orbitales…

-Quien pudo lo más, puede lo menos.

-Está bien: haré que se estudie tu solicitud. Pero dime, en confianza, ¿por qué quieres volver al espacio?

-Te lo diré si me guardas el secreto.

-Somos amigos, ¿no?

-¿Sabes? La última vez que vi la Tierra desde allí arriba pensé: “en aquel planeta hay tres personas a quienes detesto”. Pero ahora me he reconciliado con ellas: las he perdonado y ellas a mí. Así que quiero volver a lo alto y poder decir: “en aquella bola azul no hay nadie hacia quien sienta odio”.

3 comentarios:

Saphira dijo...

Tus relatos son buenisimos!!! Este en particular me ha movilizado...siempre imagine lo que debe sentirse al ver la tierra desde el espacio, como algo tan fragil...
Saludos

saiz dijo...

Gracias, Saphira. Sí, yo también creo que, si alguna vez pudiera contemplar la Tierra desde la Luna o desde el espacio, sentiría algo muy especial.

En esa bola azul, que desde allí debe verse bastante diminuta, ¡ han pasado tantas cosas !

Allí es donde surgió la vida, donde anduvieron los dinosaurios y donde millones de años después se extinguieron.

Allí es donde un simio que ya no existe evolucionó hasta convertirse en nosotros.

Allí es donde han pasado todas las guerras, debacles y exterminios; donde se han arrojado las bombas atómicas y donde un día el hombre podría acabar con todo vestigio de vida.

Allí, en esa pequeña bola azul -sede de la humanidad y único sitio del cosmos donde nos consta que hay vida-, han ocurrido hechos tan tristes...

¿Albergará alguna vez esa bola azul una humanidad distinta? ¿Podrá alguna vez ser escenario de una vida deseable, de un existir que no se rija por la hostilidad y la violencia?

Saphira dijo...

Esperemos que la evolucion de la humanidad nos haga justamente eso mas humanos para dejar de faltarle el respeto a la vida...
Besos