13.1.11

Rebobina

Recompón el vaso roto: junta sus mil añicos, las astillas de vidrio dispersas por el suelo.

Devuelve ahora a la jarra el agua que vertiste. Haz que esté otra vez llena, que no falte una gota.

Desfríe el huevo que freíste.

Mete otra vez la pasta de dientes en su tubo.

Desquema aquellos árboles que hiciste arder. Reconfigúralos. Desárdelos, reponlos a partir de su humo y sus cenizas.

Vamos, borra tus actos. Suprímelos. Deshazlos. Déjalo todo igual que antes de haberlos hecho.

6 comentarios:

M. Carme dijo...

Si pudieramos rebobinar nuestros actos, otro gallo nos cantaría, poder arreglar todo lo que nos sale mal, seriamos perfectos, o tal vez no, quiza al tener la opción de solucionar, seriamos peores por querer probar,descubrir.
Bien mirado, todo esta bien como esta, solo falta que seamos responsables, y amantes de nuestro prójimo.
Un saludo

saiz dijo...

Gracias por tu comentario, M. Carme. Es así, como dices. Sólo quería ejemplificar sobre algunos actos simples, cotidianos, que una vez hechos resultan imposibles de devolver a su estado previo. Pero en general ocurre con todos los ámbitos: se pueden (a menudo) corregir, subsanar, rectificar..., pero no deshacer, no borrar totalmente nuestros actos.

Digamos que podemos dejar de hacer algo, pero no podemos dejar de haberlo hecho.

Aquí me quedaré... dijo...

Totalmente de acuerdo con los dos.
No tengo nada que añadir

Besos

saiz dijo...

Gracias, aquí. Una pena, en todo caso, que en la vida no haya, como en los reproductores de cassette o de vídeo, un botón -"supr"- para borrar escenas y otro botón -"rewind"- para rebobinar (o sea, dar marcha atrás en el tiempo).

Blanca dijo...

Yo tejo a dos agujas, alguna vez deshice una prenda para tejer otra, si se puede, pero el hilo, estambre, queda muy marcado por el tejido anterior.......la prenda nueva no parece nueva.
Hola.

saiz dijo...

Blanca, es una excelente metáfora. Un beso.