28.5.09

En mi honor

Mi amigo: “Tienes que conocer mi pueblo, la casa de mis padres en mitad del campo”.

Su madre: “Para cenar hay costillas. Hemos matado la marrana en honor a tu amigo. Al despiezarla hemos visto que estaba preñada”.

Pruebo las costillas, están deliciosas. “Qué rico, qué rico, exquisito todo”. Soy un ser omnívoro, no vegetariano. Estaba preñada, no se habían dado cuenta. Fue al descuartizarla (¿no ha dicho eso?). Lo que duele y restriega es que haya sido en mi honor.

4 comentarios:

Saphira dijo...

Es verdad, había sido en su honor asi que de alguna manera eso mancha. Si la memoria no me falla (lo cual puede llegar a ser) fue el gran Bernard Shaw quien dijo alguna vez que un hombre íntegro no se alimentaba de cadáveres...
Besos

saiz dijo...

No conocía la frase de B. Shaw pero me ha gustado. Estaría bien ser vegetariano; yo lo he intentado pero se me ha hecho difícil porque, al menos en España, no hay una cultura extensa de sustitución de la carne por otros nutrientes de origen vegetal que no causen déficits alimenticios. A lo mejor con los años... Yo espero disponer de más tiempo alguna vez para convertirme en vegetariano. Por ahora he reducido bastante el consumo de carne (y pescado) pero no lo he eliminado totalmente. De todos modos, aun siendo omnívoro a mí como a mucha gente nos sigue sabiendo mal causar, aunque sea para comer, la muerte de otros animales.

Besos para ti (Qué maravilla poder comunicarnos, con tanta facilidad, de Argentina a España, como si no hubiera varios miles de Kms y un océano por medio...)

Blanca dijo...

Pues oiga, Saiz, ahora en mi pueblo, aqui cerquita, en esquina, en México pues, acaba de salir al mercado hace unos meses, una que yo llamo sustituto de carne y de pollo, en "filetes pequeños, molida o deshebrada". Son de soya, solo los calientas; parecen lo mencionado, y son sabrosos, lo como haciendome ilusión de que son el original, solo lo sazono igual. Puede recurrir a ellos,¿no crée?

saiz dijo...

Me parece una opción perfecta, Blanca. Por cierto, preferiría que me tuteases. Ah, y que te salgan muy muy ricos.