5.7.11

Mal hablados

Para que tú aprendieras ínclitas reglas gramaticales
(se me y no “me se”
anduve y no “andó”
croqueta y no “cocreta”
no “mu”
ni “cuála”
ni “difiriencia”)
fue necesario que ellos bajaran a la mina
hicieran las camas
fregaran tu baño
todo para que tú
mientras tanto
aprendieras ortofonía
Así que cuando oigas
”me se ha caído”
”mu grandísimo”
”jarto”
”mercer”
”cuála de las dos”
no les reduzcas
no les desdeñes
no corrijas sus palabras
Desprecias mucho cuando dices
si es más fácil decir
harto
mecer
diferencia
Porque mientras tú reglas de la sintaxis
ellos tragaban sílice
guisaban para ti
limpiaban tu mierda niñato de eso

5 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Una gran lección.
No desdeñar a los demás por su forma de hablar o de escribir.

* Hace muy poco, dejé de leer un blog por algo parecido. Por desdeñar alguna que otra profesión
Saiz, amigo. Parece que en el mundo solo tienen cabida los ilustrados.

Un abrazo

saiz dijo...

Aquí, que alegría verte de nuevo.

Sobre lo que dices, hay un poema infantil (pero válido para todas las edades), que dice:

-Uno y uno dos.
Dos y uno seis.
El pobre burrito contaba al revés.
-No se lo sabe.
-Sí me lo sé.
-Usted nunca estudia. Dígame por qué.
-Cuando llego a casa no puedo estudiar.
Mi amo es muy pobre. Hay que trabajar.
Me paso en la noria todo el santo día.
No me llame burro, profesora mía.

(Otro abrazo para ti.)

saiz dijo...

Se me olvidaba decir que el poema es de Gloria Fuertes.

anna dijo...

Absolutamente perfecto! Felicidades!!

saiz dijo...

Hola, Anna. Gracias por tu visita y tus palabras.