19.12.07

Comprar

Quería comprarse un amigo. Pero no un amigo de conveniencia, de ésos que se mueven por el interés. No, no deseaba un sucedáneo. Lo que él quería adquirir (en efectivo o con tarjeta) era un amigo de verdad.

4 comentarios:

Mega dijo...

Buenísimo.
Por desgracia, es un signo de nuestros tiempos.

aurora dijo...

Ahora , con las rebajas de enero, creo que están más baratos.

Cloe dijo...

No, Aurora, lo bueno nunca llega a las rebajas.

Saludos

Elio Milay dijo...

Bueno, pues un aviso de amigo: En este blog, el que no funciona es el enlace a los poemas. Aparece un mensaje de error de Google caché o qué sé yo. Así que un vistazo a la lista de links no vendría mal.

Saludos cordiales.