19.11.07

Y entonces lo vimos

Avanzamos de continuo en nuestra nave, rectilíneos a través de las galaxias, hasta llegar a la frontera cósmica(los confines últimos del infinito). Y entonces lo vimos:

Allí fuera había dos cachorros de desconocida especie, más grandes aún que el propio cosmos, que traviesamente (igual que dos niños con su mecano de piezas de colores) jugaban a improvisar un universo.

4 comentarios:

Mega dijo...

¿Es nuevo este blog? ;-)

Buen micro; de los que te provocan cierto vértigo.

saiz dijo...

Gracias, Mega, por tus lecturas. No es nuevo, sino bastante antiguo. Incluyo aquí los relatos que he desechado publicar en papel, los que no he considerado oportuno incluir en los libros que de Acumán.

Feliz 2008, una vez más.

saiz dijo...

Perdona la errata, es que he escrito deprisa. Quiero decir que los relatos que no he estimado dignos de publicarse en el par de libros que ha publicado la editorial Acumán, los voy poniendo en este blog.

Anónimo dijo...

Lo que yo creo es que deberias publicar todo en papel: Los relatos, los poemas y todo lo demás que escribes. Aunque es estupendo poder entrar en tus blogs para leerte, personalmente me gustaria poder leerte en papel y llevar tus escritos con la comodidad de un libro.
Un abrazo .

AURORA