26.6.12

Naipes


Aprende de tu clon. Los dos empezasteis con las mismas cartas genéticas pero él las jugó mejor. Cuando tú pusiste el 2 de copas, él jugó el 6 de espadas. Mientras tú vagueabas en el instituto, él aprovechó el tiempo. Cuando tú pusiste el 7 de oros, él jugó el 3 de bastos. Mientras tú te diste al sedentarismo, él hacía deporte. (Y claro, tu salud se resintió y la suya no.) Cuando tú echaste el 5 de copas, él puso el 4 de oros. Mientras tú te quedaste a vivir en el pueblo, él se fue al extranjero y prosperó deprisa. Es verdad que luego sufrió aquel accidente, pero no fue culpa suya, fue simple mala suerte. Y eso no cuenta. Lo que importa es que a ambos os repartieron las mismas cartas cromosómicas pero él las jugó mejor que tú. Así que aprende de él. Aprende de tu clon. 

3 comentarios:

Blanca dijo...

No me gustan las comparaciones. Buenos días Saiz.
:)

Aquí me quedaré... dijo...

Vuelvo.
Ya ha pasado el mes y pico.

Necesito un respiro y vuelvo

Besos a los dos

saiz dijo...

Llevas razón, Blanca. Hay quien dice que la comparación es una enfermedad (y de las peores): comparopatía.

Aquí, siempre es una alegría verte por aquí (valga la redundancia), ya sea de ida o de vuelta.

Luego paso por vuestros blogs.

Un beso.