9.5.11

Monsieur Bovary

NOTA: Por su extensión, este relato puede leerse en el siguiente enlace:

Monsieur Bovary

3 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Cambiar los personajes siempre me ha gustado.
El resultado del tuyo es estupendo.

Gracias

Aquí me quedaré... dijo...

Cambiar los personajes siempre me ha gustado.
El resultado del tuyo es estupendo.

Gracias

saiz dijo...

Hola, Aquí, me alegro de que te haya gustado. A mí me resulta curiosa esa colección literaria de mujeres adúlteras que se dio en la novelística del siglo XIX: Emma Bovary, Ana Ozores (de "La Regenta"), Anna Karenina y otras. Me llama la atención el interés de los escritores por este asunto, pero más aún la situación social que generaba esa realidad: mujeres obligadas a casarse -y a permanecer casadas- sin su consentimiento, mujeres dependientes en lo económico (y por tanto en todo lo demás) de sus maridos, mujeres sin medios materiales ni legales para decidir por sí mismas... Esto, en unos casos, conducía a la locura y la histeria (que después en el siglo XX describió Freud) y en otros llevaba al adulterio. Ya se sabe que donde hay matrimonio sin amor, es fácil que haya amor sin matrimonio. Afortunadamente esto ya no es así, o eso creo. En esto, como en casi todo, "cualquiera tiempo pasado fue peor". Un beso.