9.12.10

No marques las horas

Cuando se aburren, me piden que corra.
Cuando lo están pasando bien, que vaya despacio.
Si sufren, quieren que vuele.
Si se enamoran, que me detenga.
Si van ganando el partido, quieren que me haga corto.
Si van perdiendo, que me alaaargue.
Cuando esperan algo o a alguien, me piden que pase más deprisa.
Y cuando tienen lo que quieren, que no avance.

Pero no puedo complacerlos. Se empeñan en pedirme tantas cosas… sabiendo, como saben, que yo estoy obligado a hacer tic tac cada segundo. Precisa, invariablemente tic tac cada segundo.

2 comentarios:

Aquí me quedaré... dijo...

Es que somos muy pesados y nunca estamos a gusto, jaja

Besos

saiz dijo...

Ya ves, Aquí. Nos quejamos del tiempo (de los termómetros), del tiempo (de los relojes), del tráfico, del ruido de la calle, de las moscas, de tantas y tantas cosas... Y se me ocurrió que, por una vez, estaría bien darles a ellos la palabra. Al menos, en este caso, al pobre Sr. Cronos, que tan imposible tiene contentarnos.

Besos también para ti.