3.9.07

Con la boca

En ocasiones dejan cerrada la puerta de la terraza, donde me ponen la comida, y entonces quiero decirles “abridme, necesito salir”. Otras veces tengo ganas de orinar, no puedo aguantar más e intento pedirles “sacadme a la calle”. También a veces se les olvida ponerme agua y quisiera decirles “llenad mi bebedero

Trato de hacerme entender con el cuerpo y ladrando. Pero a menudo no se enteran. Me preguntan “qué quieres” y yo vuelvo a ladrar y a moverme. Es realmente frustrante.

Echo en falta lo que tienen ellos. Con la boca articulan sonidos. Se parece a ladrar, pero es muy diferente. Cada sonido significa una cosa. Tienen un sonido (“Canelo”) para designarme a mí, otro sonido para el agua, otro para la comida… Así pueden expresar lo que quieren. Yo alguna vez he intentado decir agua, paseo o terraza, pero sólo me salen ladridos. Me gustaría tanto tener eso…

2 comentarios:

que digo yo que... dijo...

Un grupo de científicos húngaros ha analizado 6.000 ladridos para determinar cuando un perro ha visto una pelota, cuando está peleando, jugando, enfrentándose a un extraño o, simplemente, quiere salir a pasear con su dueño. Sin embargo, los científicos admiten que no supera de forma clara la interpretación humana ya que si el ordenador identificó correctamente las emociones del 43% de los perros, el hombre fue capaz de identificar el 40$.

El autor de la investigación, Csaba Molnar, de la Universidad Eotvos en Budapest, afirma que el programa aún se puede mejorar, y le declaró a la BBC que, en un futuro, podría tener aplicaciones para analizar la comunicación humana.

Según Molnar podrían asegurar que hay "diferencias de contexto entre los distintos tipos de ladrido, pero se necesita mucho más trabajo para determinar qué estado emocional y qué características se corresponden con cada raza." Y añadía "en un futuro, podremos emplear este software para interpretar cualquier otra señal de voz."

Los científicos ya están pensando en una posible aplicación comercial: hacer posible la conversación entre los perros y los humanos.

saiz dijo...

Gracias. Es muy interesante lo que aportas. De verdad.